Un niño de 11 años cambió su identidad de género en Jujuy

0
258

El Registro Civil de esa provincia del norte argentino reconoció la identidad autopercibida del menor de 11 años, y modificó su partida de nacimiento con el nombre que él eligió.

Por primera vez en Jujuy, se rectificó el género en la partida de nacimiento de un niño trans de 11 años. Así lo confirmaron Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes).

Elena del Rosario Chaves, coordinadora institucional del colectivo Andhes en Jujuy, dijo a Cadena 3 que el caso llegó en el año 2017 y, desde ese entonces, asesoraron a la familia del niño que defendió en todo momento su autonomía personal y su voluntad de hacer efectivo el derecho y el respeto irrestricto a su identidad autopercibida.

Señaló que, en general, existe mucho desconocimiento sobre la normativa vigente y al tratarse de un niño trans se evidenció la necesidad de contar con buenas prácticas institucionales de respeto de derechos humanos y con perspectiva de género, sin instancias revictimizantes. 

“Entendemos que era muy importante acompañar el caso, porque en la provincia no había antecedentes de niños trans en cuanto a la identidad de género”, señaló Chaves.

Y destacó: “Es una provincia un poco conservadora en estos aspectos, lo primero es el reconocimiento de la identidad autopercibida”.

Por su parte, Roberto Aragón, coordinador del Área de Derechos de Niñez y Adolescencia de la Fundación Andhes, entidad que brindó el asesoramiento legal a la familia del niño, afirmó que el caso, “es un punto de partida, un avance, una conquista hacia el reconocimiento de los derechos de la niñez y la adolescencia trans en la provincia en el marco del artículo 5to. de la Ley 26.743 de Identidad de Género”. 

“El requerimiento de parte del niño fue tenido en cuenta, entendemos que es un sujeto de derecho y hay un corpus de protección que avala y lo reconocen como protagonistas y sujetos capaces conforme a su grado de desarrollo y edad”, explicó.

El comienzo
El caso se presentó hace dos años a partir de que una familia jujeña requirió el acompañamiento y asesoramiento de la fundación para empezar a tramitar el cambio de identidad y de género en una nena.

El niño expresó claramente una decisión de resolver su identidad, cómo quieren que lo traten, que lo llamen y cómo también la sociedad debería referirse hacia su persona”, señaló Aragón. Y, afirmó que “se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tan como cada persona la sienta, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento”.

Por otro lado, subrayó que “es importante visibilizar las realidades por la que pasan estos grupos para garantizarles el acceso, el cumplimiento y la defensa de todos los derechos humanos que tienen”. Estimó que “a partir de ahora, las personas que se identifiquen con este caso, tal vez pueden llegar a animarse a tramitar dejando atrás todo tipo de prejuicios que hay alrededor”.

En ese sentido, admitió que “siempre hay algunos cuestionamientos de personas o instituciones respecto a estos casos pero desde Andhes tratamos de evitar las situaciones discriminatorias o violatorias de los niños trans”. Al respecto, sostuvo que “Jujuy es una provincia bastante conservadora en temas de diversidad sexual y de género”.

_MG_1103 (1) (1) (1) (1)