Un formato para reducir la posibilidad de riesgo

0
199

Por Luis Karamaneff, politólogo y becario de Conicet.

Para un politólogo es como ver un mundial. Hay algo que ya se había mencionado mucho, que fue una exposición más que un debate. Un poco debemos reconocer que estábamos esperando lo imprevisto, un error, algo que saliera de lo esperado. Este tipo formato lo que hace es reducir las posibilidades de riesgo. Se apuesta a lo seguro, por eso se busca a este tipo de formato televisivo.

Para quienes ya tenían definido su voto, el debate lo reafirma. Lo que me parece interesante es que el debate no ha terminado, sino que está sucediendo en las calles y en las redes. Desde las campañas y los militantes van a trabajar en eso, para dejar instaladas ciertas ideas y sentidos de triunfos por parte de los candidatos.

Los que obtuvieron ventajas son los tres o cuatro candidatos menos instalados, que no tuvieron el nivel de visibilidad de Macri y de Fernández.

El formato no deja margen a salir del libreto. Lo de la narcocapacitación fue una referencia para que quede la idea instalada. Con esto se juega, que nosotros después estemos hablando de esto. Quizá no es lo más trascendente, pero sí lo que tiene más repercusión.

De cara al próximo debate, hay que ver si Macri seguirá no tan confrontativo o si va a redoblar la apuesta. Y un Alberto Fernández tal vez tratando de seguir con la misma línea confrontativa, porque casi todo el debate giró a la confrontación. Creo que va a depender de lo que ocurra en esta semana.