¿Qué son las listas colectoras y qué tiene que pasar para que sean válidas?

0
321

Permiten “colgar” al candidato de un partido en la lista del de otro. El Gobierno conversa con la oposición para avanzar con el tema.


Las listas colectoras son la forma ideada para que dos partidos diferentes puedan ser socios en una categoría electoral pero rivales en otro nivel de la boleta, explicó Clarín.

Generalmente se utiliza para poder “colgar” diferentes listas legislativas o candidatos a gobernador de una misma fórmula presidencial. Aunque ahora, en Provincia, se baraja invertir su uso: que distintos candidatos a presidente compartan la misma candidata a gobernadora.

De acuerdo al CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento), se conoce como lista colectoras a “aquellas listas (dos o más) de diferentes partidos que, siendo diferentes entre sí, adhieren y acompañan en la boleta a una misma lista para otro cargo”.

Estas estrategias suelen crearse con la lógica de que el principal candidato “arrastre” votos al resto. Con el sistema de boleta sábana papel puede llevarse adelante. La Boleta Única, en cambio, impide este tipo de combinaciones.

En 2011, colgados de la boleta presidencial de Cristina Fernández de Kirchner hubo dos candidatos a gobernador: Daniel Scioli y Martín Sabbatella. En 2015, el radical Gerardo Morales que fue candidato a gobernador de Jujuy apareció colgado de cuatro presidenciales: Mauricio Macri, Sergio Massa, Margarita Stolbizer y Adolfo Rodríguez Saá.

En abril de este año, el presidente Mauricio Macri prohibió por decreto las listas colectoras y las candidaturas múltiples. El texto que firmó aseguraba que las colectoras “conspiran contra la emisión de un voto informado y afecta seriamente la calidad del proceso electoral como un mecanismo eficaz de rendición de cuentas y de elección entre alternativas de gobierno”.

Para poder utilizar nuevamente las colectoras, en el gobierno esperan que la justicia resuelva a favor de los amparos presentados por el peronismo. De lo contrario, para abrir la posibilidad a que María Eugenia Vidal cuelgue su candidatura a las boletas de más de un postulante a la presidencia, el presidente debería dar marcha atrás con su propio decreto.