Premio nacional para una científica formada en la UNSa

0
295

Vanesa Gottifredi investiga por qué una célula se vuelve cancerosa y busca la forma de mejorar los tratamientos.

La científica formada en la UNSa Vanesa Gottifredi ganó el premio nacional L’Oréal-

Unesco “Por las mujeres en la ciencia”. Es jefa del Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica de la Fundación Instituto Leloir (FIL), investigadora principal del Conicet y realiza estudios sobre el cáncer. La distinción le brindará una inyección de 650 mil pesos para continuar con su trabajo.

A la investigadora, criada en Salta, la desvela que la ciencia sea valorada, por eso se esmera en explicar de la manera más sencilla posible el complejo campo al que se dedica.

En pocas palabras, analiza por qué una célula se vuelve cancerosa y cómo funciona la quimioterapia, con la esperanza de lograr que este tratamiento sea más preciso y, eventualmente, pueda ser reemplazado por una mejor opción.

Gottifredi se graduó como química en la UNSa, obtuvo un doctorado en biología humana en la Universidad “La Sapienza” de Roma, Italia, y completó sus estudios posdoctorales en biología celular y cáncer en la Universidad de Columbia, Estados Unidos. Luego regresó al país y puso en marcha su laboratorio en la FIL.

“Todo científico valora el reconocimiento a su investigación y los premios prestigiosos avalan las elecciones de curso y de desarrollo que se toman. Pero, en este caso, tiene el valor agregado de exponer una lucha que ha tomado más entidad en los últimos años. Como en muchas disciplinas, en ciencia, las mujeres constituyen el mayor porcentaje de investigadores en las etapas iniciales de la carrera, pero esto no se refleja en los escalafones más altos ni tampoco en los cargos de liderazgo en gestión institucional”, puntualiza Gottifredi.

La científica, de 49 años, aseguró que una de las más aceptadas causas del estancamiento en el desarrollo de las carreras femeninas son los mandatos sociales que dividen en compartimentos las actividades de acuerdo con el género. “Solo con políticas que impulsen a las mujeres a tareas de dirección y con sociedades que avalen dicha elección el mundo podrá disfrutar a pleno del talento femenino”, señala Gottifredi.

A la investigadora le preocupa que desde hace años la tasa de cáncer vaya en aumento y que no se sepa por qué. “Estamos completamente doblegados por esta enfermedad, todos tenemos miedo de tener cáncer y todos conocemos a alguien que tiene cáncer”, advierte. Lidera proyectos que orientan el desarrollo de fármacos para diferentes tipos de cáncer y que sean capaces de actuar sobre células malignas sin afectar a las células sanas del paciente.

En 2015 ganó el premio Houssay otorgado por el entonces Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y en 2017 el premio Friedrich Wilhelm Bessel concedido por la Fundación Alexander von Humboldt de Alemania.

Gottifredi apunta a la necesidad de que en la ciencia se desarme el techo de cristal para las mujeres. “Lo tenés que vivir y sentir, es un techo que existe, no es culpa de nadie. No hay una causa genética para que la mujer sea menos líder que el hombre, es social o psicológica, está dentro de la imaginación colectiva, una conciencia social que por suerte desde hace algunos años hombres y mujeres estamos combatiendo”.