Posología del auspicio oficial

0
133

Con una serie de fundamentos sólidos, arribó al plano legislativo este jueves una iniciativa con doble compromiso. Ofrecerle una oportunidad de continuar informando a medios de prensa esforzados y, por otro lado, atenuar el favoritismo a grandes empresas periodísticas y a un incipiente pillaje reporteril. Hacia dónde va este golpe de timón.

El proyecto de ley presentado casi al final de semana por la diputada Gabriela Estévez contiene como planteo central obligar a que un 15 % de las contrataciones para campañas institucionales se haga a través de medios comunitarios, cooperativos y PyMEs. La legisladora por el Frente de Todos encuadró esta iniciativa con carácter de excepcional en el contexto de la cuarentena por la COVID-19, mediante fondos presupuestados para 2020.

Con firma de su par salteño Juan Ameri, la parlamentaria nacional fundamentó que esto hará a este sector periodístico percibir los fondos necesarios para su funcionamiento, más que nada en el marco de las disposiciones de aislamiento social preventivo y obligatorio. Estévez resumió que muchos de estos medios de comunicación cuentan con menos espaldas para afrontar esta situación, en particular los pequeños, medianos y/o de gestión cooperativa o de gestión comunitaria.

En tal contexto, este jueves exhortó a volcar esta parte del presupuesto nacional a “los medios comunitarios, cooperativos y pymes que están sufriendo una gran crisis como muchos sectores en este contexto de emergencia”. El objetivo, según definió es “fomentar la igualdad de oportunidades, la pluralidad de voces y la libertad de prensa”. Para ello, concluyó que “es indispensable que el estado tome las medidas necesarias para que la sociedad acceda a la información y el derecho a la información y la información que se puede poner en valor de los contenidos locales”.

La legisladora por la provincia de Córdoba recordó que la “prensa independiente del poder y de los recursos que la atan al poder, dijo el presidente Alberto Fernández en el discurso de asunción”. El manejo de los fondos publicitarios fue una de las atrocidades con las que el macrismo apeló para reclutar adeptos en la prensa, muchos de cuyos suscriptores alumbraron blogs sin ningún procesamiento de la información o bien actualizados de vez en cuando (pero con suculentos beneficios económicos).

Planteos similares ya se realizaron a nivel provincial, por parte del Foro de Observación de la Calidad Institucional de Salta, pidiendo un manejo transparente y equitativo de la pauta publicitaria provincial, el que hasta el momento fue desoído por la gestión actual. O bien, la presentación hecha en Capital por la concejala Cande Correa, exigiendo lo mismo a la administración titirromerista.

Además de Gabriela Estévez, la iniciativa fue firmada por Maria Rosa Martínez, María Cristina Brítez, María Jimena López, José Luis Gioja, Maria Lucila Masín, Juan Emilio Ameri, María Carolina Moisés, Ayelén Spósito y Marcelo Koenig. A lo mejor le faltaría incluir algún parámetro cualitativo, cuestión de evitar que medios fantasma –evaluados en base a la nula elaboración de artículos- y que muchas veces tienen llamativo apadrinamiento político, resulten los beneficiarios de esta eventual norma que corre con viento a favor para ser aprobada. 

NdR, 23 de julio de 2020.