Otra encuesta dio ganador a Macri en el ballotage y crece la incertidumbre de cara a las PASO

0
322

El estudio de la consultora Elypsis dio por ganador al Presidente con una diferencia de 2,4% en la segunda vuelta.

El mercado argentino baila al ritmo de las encuestas. Cuando Alberto Fernández aparece a la cabeza en una eventual segunda vuelta, se impone la cautela y se prioriza la toma de ganancias. Cuando las proyecciones indican que Macri se impone en un ballotage, entonces se ven breves episodios de euforia bursátil.

Este viernes no fue la excepción. Una encuesta de la consultora Elypsis -de la cual salieron varios funcionarios del gobierno-, señaló que la aprobación del presidente viene mejorando de forma tal que conseguiría la reelección en la segunda vuelta con una diferencia de 2,4 puntos, es decir unas siete décimas más que en el sondeo anterior.

Según publicó LPO, esto bastó para disparar los papeles de los bancos más de 10% y hacer subir el S&P Merval 5,3% el viernes y devolverlo arriba de los 42.000 puntos como hace dos semanas. Y, aunque volviera a perforarlos para cerrar en 41.981 puntos, el hecho de haberse sostenido arriba de los 41.000 dio impulso a la llegada de algunas inversiones de afuera, señaló un operador financiero. Es que el volumen se disparó un 35% por arriba de lo operado en cada rueda del resto de la semana.

Por el contrario, el 14 de julio una encuesta de Synopsis había dado a Macri también ganador, pero dentro del margen de error – es decir, todavía con posibilidades estadísticas de perder-aunque con Alberto Fernández a la cabeza en la primera vuelta. Al día siguiente, el dólar abrió al alza y, sin confianza la reelección, el S&P Merval perdió 3,3% y cayó debajo de los 42.000 puntos que no recuperó hasta ahora.

Si el segmento de renta variable muestra volatilidad, el riesgo país mostró que incluso cuando el mercado apuesta a Macri ganador, los problemas de fondo persisten. El proceso de endeudamiento en dólares de los últimos años no solo dejó a la deuda nacional en una delicada situación que el FMI resumió como “sostenible pero con baja probabilidad”, sino que las provincias también enfrentan un escenario más que complejo. En particular, la provincia de Buenos Aires y Chubut, tal y como lo advirtió un reporte de Barclays Research.

En efecto, esta semana el riesgo país llegó a subir 37 puntos entre el martes y el miércoles gracias al desarme de posiciones de un fondo extranjero y a que Chubut -que viene peleando con Dujovne por el presupuesto perdido con la eliminación por decreto del Fondo Sojero- anunció que tenía intención de cambiar el cronograma de pagos de amortizaciones de su deuda, para descomprimir en el tiempo los 25 de dólares que tiene que pagar en esta segunda mitad de 2019. “Reestructuración” es una mala palabra para el mercado y más en un año electoral.

En total son unos 1.000 millones de dólares los vencimientos de capital que deberá enfrentar la provincia hasta 2026. Este lunes de hecho pagó por sus bonos dollar linked unos 26,5 millones de dólares, más intereses. Pero el clima es delicado, en tres meses deberá enfrentar un nuevo vencimiento y al día de hoy Arcioni no está pudiendo pagar los sueldos, que ascendieron en julio a $3.200 millones luego de las paritarias.

Lo de Chubut despertó las alarmas y golpeó a los bonos nacionales. Punta a punta, en la semana el riesgo país subió 10 puntos, lo que significa que la euforia del viernes no fue suficiente para devolver el indicador a sus niveles de la primera mitad de julio y que también los títulos públicos están sujetos a la ciclotimia del mercado que se exacerba de cara a las PASO.