Miguel Isa quiere pero, hay que ver si podra

0
82

Hace más de una semana que se anunció el regreso a la política del exintendente Miguel Isa. Y aunque en verdad nunca se fue, ya que parte de su estructura ocupa puestos en el Estado, lo cierto es que su figura continua en caída. En la memoria sigue presente su fatídico tercer mandato como jefe comunal capitalino.

La apuesta de Isa no dio resultado; el método de instalar el rumor desde la prensa dejó de ser un efecto sorpresa y para muchos resuena como una publicidad encubierta en favor de un nombre que ya tuvo la oportunidad de demostrar lo que puede hacer desde la función pública.

La memoria de los vecinos de Salta Capital sobre lo que fue el gobierno municipal entre 2003 y 2015, pero en particular en los últimos cuatro años cuando entre impuestazo, la sobrevaluada y tardía obra del canal de Los Manzanos y la gigantesca proliferación de baches entre otros desaciertos, no pasaron al olvido todavía.

También sigue resonando en los oídos el discurso del 1 de marzo de 2015 en el Concejo Deliberante: “no se preocupen, antes que me vaya no va a quedar ningún bache sin tapar en esta Ciudad, tenemos todo listo”. El fin de la historia ya es conocido, lo que no se sabe es qué pasó con ese presupuesto del que habló el exintendente. “Tenemos todas las máquinas y el presupuesto”, había dicho.

Multi-rubro de responsabilidad limitada

Este año, y en sociedad conlos abogados María Belén Flores, Ricardo Marcelo Núñez y Javier Eugenio Guil, fundó la Consultora Pueyrredón SRL. Un verdadero multi-rubro como para anotarse en varias facetas como proveedor del Estado y aprovechando sus influencias.

El objeto de la nueva empresa de Isa es “asesoramiento integral y consultoría empresarial, política y de gestión en materia jurídica, comercial, financiera, técnica contable y de imagen”. A ello se le suma “asesoramiento legal, administración de contratos, consultoría de imagen, estudio e instrumentación de sistemas internos de control de gestión y/o control de calidad, estudio e implementación de sistemas informáticos, relevamiento de datos, análisis e interpretación de datos.

Por si fuera poco, también sumaron el rubro de “organización y producción de eventos, prestación de servicios de catering, sonido e iluminación, decoración, compra venta de alimentos y bebidas, alquiler de vajilla y de equipos de audio y video”.

Todo ello puede quedar en segundo plano si se tiene en cuenta el rubro de construcción para el que también se inscribió la sociedad isista.

Tentáculos

Doce años como intendente y cuatro como vicegobernador (y otros tantos como diputado y concejal) le sirvieron a Isa para tejer una red en la función pública con aliados de diversa envergadura, los tiene en cargos llanos como así también en espacios de decisión. Para el segundo caso se puede citar un ejemplo: el de la actual presidenta del IPS, Gladys Sánchez, quien ocupa un lugar que maneja millones.

La funcionaria, que al igual que Isa tiene una constructora, maneja un presupuesto muy importante y está al frente de una de las obras sociales más importantes de la región. Recientemente, el semanario Cuarto Poder planteó que Sánchez es la figura de recambio en el ministerio de Salud en caso de que se decida reemplazar a Josefina Medrano. Habrá que ver si la presidenta deja un cargo complicado para asumir uno mucho más, sin embargo, los que abonan esa posibilidad lo interpretan como un avance del “isismo” para ganar terreno.

Con operaciones de prensa o movimientos en el gabinete, el exintendente busca recuperar terreno. Veremos como le va.

Fuente Opinorte