Los patrones del Norte de Salta: vergüenza nacional por Llaya, Jalit y Méndez

0
655

Los tres son intendentes oficialistas y en los últimos días, dos de los tres fueron noticia en medios nacionales por situaciones vergonzosas. ¿Seguirán teniendo banca?

No es novedad pero cada tanto son noticia nacional. Nunca por alguna gestión positiva. Esta semana, dos de los tres patrones del Norte de Salta avergonzaron a todos los salteños. Los tres oficialistas, los tres con banca de la política y la justicia. Alfredo Freddy Llaya, Julio Jalit y Rubén Méndez.

Llaya lo hizo de nuevo. Hace dos años, su foto recorría los medios nacionales por haber fundido su nombre en los bancos de la plaza de la pobre Embarcación. Esta semana volvió a ser noticia, esta vez por un supuesto puente que según el intendente costó 600 mil pesos aunque especialistas señalan que la construcción no llega al 5 por ciento del presupuesto.

Su compañero Julio Jalit no quiso ser menos. Nadie explica en que momento se convirtió en un acaudalado finquero. Tal vez la ecuación cierra si uno piensa que desde que es intendente (2003) comenzó a adquirir tierras de manera sospechosa. En un recorrido de la UATRE descubrieron las condiciones paupérrimas en las que viven sus esclavos o “empleados”. La familia del jefe comunal de Pichanal también estuvo en el ojo de la tormenta en la semana. Su esposa Margarita Ramírez es diputada y contaba con el triste record de no ir a las sesiones en la Legislatura y no haber presentado ni un solo proyecto. Esta semana presentó su primer proyecto.

De Salvador Mazza, Rubén Méndez siempre es noticia. Denunciado tres veces por violencia de género e irregularidades en su gestión, el Concejo de esa ciudad decidió destituirlo. Sigue estando en su cargo y la Justicia no avanza en la investigación.

Lo llamativo de esto es que los tres cuentan con el aval político de que sigan presentándose, sigan siendo la lista oficialista y siendo los que digitan la política en el norte de la provincia. ¿Seguirán teniendo banca?