Laura Cruz se convirtió en la primera salteña en egresar como ingeniera nuclear

0
319

La joven incentiva a las mujeres a dejar de lado la etiqueta masculina que tiene la ingeniería y a perseguir sus pasiones.

A los 22 años, Laura Cruz se convirtió en la primera salteña en egresar como ingeniera nuclear. Vivió su infancia en el barrio Miguel Ortiz, hizo la primaria en la escuela San Francisco y la secundaria en el Padre Tommassini. Ingresó en la UNSa, donde comenzó sus estudios en ingeniería y terminó en el Instituto Balseiro, en Bariloche, donde se especializaría en ingeniería nuclear.

A los 15 años comenzó el Taller Física al Alcance de Todos, dictado por el profesor Daniel Córdoba, donde orientaría su interés gracias a los incentivos recibidos durante el curso.

Hace un tiempo, Cruz contaba que los días de estudio y trabajo se hacían largos y difíciles, con jornadas que comenzaban a las 8 30 y terminaban a las 19, pero que gracias al constante incentivo de sus profesores del Balseiro, que son apasionados de sus trabajos, logró encontrar motivación y finalmente se recibió, tras ser aprobado el trabajo final sobre producción de radioisótopos.