Escándalo: con una convención partida se agudiza la crisis en el radicalismo salteño

0
353

Pretendían votar la separación del apoderado del partido por ser de la oposición y se levantaron casi todos a los gritos.

La casa radical debía ser la sede de una Convención para definir importantes lineamientos de cara a las elecciones de este año. Con una fuerte preocupación a la hora de concretar frentes, el oficialismo de la UCR no logra definir una estrategia clara.

En la tarde del sabado, las intenciones de apartar al único miembro de la cúpula del partido, que no está alineado con el oficialismo radical fueron el detonante para que la oposición que encabeza Luis “Lucho” Zavaleta se retirara, dejando partida la Convención de la UCR.

Según supimos, el enojo de la gente de Miguel Nanni, responde a una foto que circuló del apoderado Juan Manuel Pizarro junto al actual intendente y pre candidato a gobernador Gustavo Sáenz. Lo bochornoso de esto, es que la decisión de apartarlo derivo en un proceso judicial que hasta el momento no encontró solución pero algunos radicales pretenden “ser adelantados”, según lo expresó Zavaleta.

Más allá de esto, el Comité Provincial busca tender lazos a nivel nacional en la conformación de frentes electorales, otra diferencia entre el oficialismo y la oposición, ya que estos plantean que existan representantes de ambas facciones del radicalismo mientras que el oficialismo apunta a quedarse con los aplausos de todo.

Mientras el bochorno de una Convención quebrada se hacía realidad, los gritos consumaban el escándalo. El dirigente radical de vaqueros, Federico Walter cargó contra el presidente de la Convención, Luis Espeche, y recordó “cuando fue diputado Nacional e interventor de Corrientes nombró a familiares y no volvió más a salta; se c*** en los destinos de la UCR, le sirve el sello para conseguir un nuevo carguito”