Enroque en la Justicia: López Viñals renunció a la Procuración para asumir como juez de Corte

0
368

Mañana se publicará en el Boletín Oficial el decreto con la renuncia efectiva del actual procurador, quien ejercerá funciones hasta el 16 de mayo, un día antes de la jura. Hoy se publicó su designación. 

El enroque en la Justicia que avaló el gobernador JUAN MANUEL URTUBEY está cada vez más próximo a concretarse y hasta ahora los pasos oficiales eran los correctos. Sin embargo, hoy llamó la atención que el Boletín Oficial de Salta publicara el decreto que designaba a Pablo López Viñals como juez de la Corte de Justicia de Salta, sin antes renunciar a su cargo como procurador general y ocupar así la banca de Abel Cornejo, quien a su vez fue propuesto como Procurador General. 

Sin embargo, el decreto con la renuncia de López Viñals se publicará mañana y tiene la misma fecha de firma que el de su designación. Según el último decreto, dicha renuncia se hará efectiva el 16 de mayo, un día antes de jurar como juez de Corte. “Acéptase, a partir del 16 de mayo de 2.019, la renuncia presentada por el Dr. Pablo López Viñals, D.N.I. Nº 17.354.405, al cargo de Procurador General de la Provincia, dándosele las gracias por los importantes servicios prestados”, dice el decreto que firman el secretario general de la Gobernación Ramiro Simón Padrós y el gobernador Juan Manuel Urtubey. 

El enroque 

Hace más de un mes el juez Abel Cornejo informaba públicamente su renuncia a la Corte de Justicia y explicaba esa medida en que creía en la renovación de las instituciones a pesar de que solo le quedaba un año antes de que termine su período. Sin embargo, poco después entró formalmente al Senado el pliego del gobernador Urtubey en el que lo propone en reemplazo de Pablo López Viñals -cuyo acuerdo vencía también el año que viene- y quien, a su vez, es propuesto por el mandatario provincial para ocupar la silla que Cornejo dejó vacante en la Corte. 

El puesto de procurador general tiene un rango similar al de juez de Corte, con igual remuneración y misma duración. Además, ambos son propuestos por el Ejecutivo y confirmados por la Cámara Alta. Los dos cargos son por seis años.