El Senado convertirá en ley la Emergencia Alimentaria

0
263

Oficialismo y oposición acordaron un debate sin dilaciones. Será esta tarde en sesión especial.

El Senado se apresta a convertir en ley la prórroga de la declaración de emergencia alimentaria hasta 2022, durante una sesión especial que se concretará esta tarde, en la que el oficialismo y la oposición acordaron un debate sin dilaciones.

En una nota firmada por los senadores del oficialismo, la vicepresidenta y presidenta del Senado, Gabriela Michetti, convocó para hoy a las 14 a una sesión que devolverá la actividad a una cámara paralizada desde julio por la campaña electoral.

Previo a la sesión, las organizaciones sociales nucleadas en el denominado triunvirato de San Cayetano marcharán, a partir de las 11, al Congreso de la Nación, a la espera de que el Senado apruebe la prórroga, bajo la consigna “El hambre no espera”.

El proyecto reúne una decena de iniciativas impulsadas por diferentes bloques de la oposición y plantea la prórroga hasta el 31 de diciembre de 2022 de la Emergencia Alimentaria Nacional, además de impulsar la creación del Programa de Alimentación y Nutrición Nacional.

También establece un incremento de emergencia como mínimo del 50% de las partidas presupuestarias correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición.

Tratamiento, sin dilaciones

La convocatoria oficial confirmó el acuerdo al que arribaron el oficialismo y la oposición en las últimas horas para no dilatar la aprobación de la norma, que recibió media sanción de la Cámara de Diputados hace una semana y casi por unanimidad.

El senador de Cambiemos Esteban Bullrich confirmó, en ese sentido, que no habrá “mayores dificultades” para sancionar la ley.

Por su parte, el jefe del interbloque de Senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, ratificó a Télam que se buscará que la discusión no se extienda por muchas horas pero aclaró que le permitirán hacer uso de la palabra a todos los que quieran hablar a diferencia de lo que ocurrió en Diputados, donde hubo un solo orador por bloque con un tiempo acotado a cinco minutos de discurso.