El contador de Huergo declaró 5 horas y trató de despegarse de las facturas apócrifas

0
373

Según el abogado, Mimessi solo volcaba los documentos que enviaban las empresas en libros contables. “No se encontró nada en los papeles secuestrados”.

Casi cinco horas declaró ayer Arturo Mimessi, contador de las empresas de Matías Huergo, ante el juez federal N´ 1 Leonardo Bavio. Pasadas las 14, se fue sin que la prensa lo viera, pero su abogado, Raymundo Sosa, negó su participación en los delitos que se investigan en la causa de las facturas apócrifas emitidas por contratistas del Estado.

El letrado sostuvo que Mimessi respondió todas las preguntas del juez y el fiscal. “Toda su participación ha quedado total y absolutamente aclarada”, agregó Sosa. Ayer fue la tercera jornada de declaraciones. En la Justicia federal avanza solo una parte de la causa: la evasión tributaria, por eso solo fueron citados asesores y personas vinculadas a las sociedades en las que Huergo tuvo alguna participación.

Días atrás, el juez Bavio declaró la incompetencia parcial y dispuso que el supuesto delito de fraude a la Municipalidad, a la Provincia y Aguas del Norte pase a la Justicia provincial. La Fiscalía apelará ya que sospecha que detrás existe una asociación ilícita que operó con la connivencia de funcionarios públicos.

“En los secuestros de documentación no se encontró absolutamente nada”, afirmó Sosa. El estudio de Mimessi fue uno de los lugares allanados en enero por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). La AFIP y el fiscal Ricardo Toranzos llevan adelante una investigación desde hace más de un año sobre los movimientos de Secsa, Arcadio y otras empresas de Huergo, quien está detenido desde el lunes pasado.

“La única participación que tuvo (Mimessi) fue como contador, nada más que eso. (Ese profesional) trabaja con los papeles que manda la empresa, los procesa y con eso produce sus informes”, remarcó Sosa.

No obstante, señaló: “Si hay alguna irregularidad, que parece que si la hubiera por la investigación que están haciendo, es la empresa la que debe explicar por qué las facturas que presentaba al contador eran facturas mellizas o facturas que eran de empresas fantasmas”.

Sosa sostuvo que los contadores no detectan las irregularidades. “Lo que hacen es inscribir la factura que le mandan. Ellos no entran a analizar cada una, simplemente las vuelcan en los libros contables”, afirmó.

Sobre el estado de ánimo de Mimessi, el abogado expresó: “No es bueno para una persona estar sospechada de algo pero gracias a Dios ha aclarado todo como debía aclararlo”.

El letrado calificó la causa como “compleja”, puesto que lleva miles de fojas. “Hay muchísima documentación secuestrada. Acá evidentemente para concluirla se va a hacer una pericial contable, o sea que estamos hablando del año que viene con relación a obtener resultados de esto”.

Lo que viene

La causa, que tiene escuchas telefónicas, documentos recuperados de una notebook de Huergo, requerimiento de información a la Municipalidad, Aguas del Norte y Obras Públicas de la Provincia, abrió un fuerte debate jurídico. La fiscalía insiste en que si la causa se divide perderá fuerza.

El caso tiene fuerte repercusión ya que aparecen nombres de funcionarios en anotaciones de la empresa Arcadio y en las escuchas telefónicas que le hicieron al empresario Huergo.

“Se apelará la decisión del juez federal pero puede llegar a la Provincia y ésta decir que sí es competente e iniciar la investigación o también puede decir que no es competente y la Corte Suprema deberá resolver la cuestión en definitiva”, dijo Sosa. Lo cierto es que la resolución puede tardar tres meses o más.

Ayer, por otra parte, hubo gran hermetismo en el edificio de España y Deán Funes. Sin embargo, se supo que la declaración del abogado Aníbal Anaquín, ex asesor jurídico de Huergo y coordinador legal y técnico de la Vicegobernación, pasó para hoy, por cuestiones de tiempo.