Desnutrición y muerte infantil en Salta: la indiferencia de los intendentes

0
167

Aun cuando manejaron los fondos destinados a la asistencia social, los históricos jefes comunales no advirtieron o no quisieron advertir la realidad del norte.

El contacto más cercano de los ciudadanos con sus representantes son los Gobiernos Municipales. Durante todos estos años tuvieron en sus manos partidas de cooperadora asistencial, áreas de Acción Social, y fondos bastante abultados que debían destinarse justamente a estas primeras necesidades, evidentemente insatisfechas.

En la actualidad, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), el Ejecutivo Provincial estableció la Emergencia Sociosanitaria en el norte. San Martín, Rivadavia, y Orán son los tres departamentos que, según este DNU, viven la peor realidad en materia de vulnerabilidad, aquí los jefes comunales se han visto expuestos por duras acusaciones y graves denuncias.

Sus dominios se extendieron por décadas y debemos recordar que muchas de las acusaciones que cayeron sobre los intendentes están directamente relacionadas con la administración de los fondos que debían servir a la asistencia de la población vulnerable.

El departamento más grande en superficie de todo Salta, también es uno de los más pobres de Argentina. En su vasta extensión concentra tres de los municipios más afectados en toda la provincia, esto son: Santa Victoria Este, Coronel Juan Sola – Morillo (Rivadavia Banda Norte), y Rivadavia Banda Sur.

Santa Victoria Este, se convirtió en una promesa con la llegada de un intendente originario. Rojelio Nerón destronó a Moisés Balderrama tras varias gestiones al mando del Ejecutivo Municipal. Balderrama fue duramente cuestionado por la indiferencia para con su pueblo. Como ya lo ha publicado este medio, las comunidades relataron que debían caminar al menos 3 km para conseguir agua. “Le pedimos al intendente que nos traiga agua y solo nos miente” nos contó un referente en octubre de 2019 . La lamentable gestión de este ex intendente fue acusada hasta de “guardarse donaciones para la campaña” . Resulta difícil sostener que la crisis haya pasado inadvertida.

Rivadavia Banda Norte, también conocida como Cnel. Juan Solá o Morillo. Atta Gerala administró durante décadas el Ejecutivo Municipal, y continúa haciéndolo, solo fue interrumpido durante un periodo por Marcela Carabajal. En todo este tiempo el manejo de los fondos del municipio fue cuestionado, y las acusaciones sobre la figura del intendente llovían. En este caso debemos mencionar las terribles inundaciones que dejaron a cientos de personas en situación crítica, ciertamente muchas de las calles pasaron meses en estado catastrófico, pensar en el destino de los fondos asistenciales deja un sabor a temor. La luz y el agua aun no llegan a todos los representados de Gerala y hasta fue acusado por un concejal por destinar fondos a un club en un cuestionadisimo orden de prioridades . Varias palabras le han dedicado a este histórico intendente todos los medios locales, sin embargo, es de los que no advirtió la situación.

Rivadavia Banda Sur, el municipio de Leopoldo Cuenca, de quien se calcula el mismo tiempo de gestión que Gerala en BN. Si bien los fondos fueron creciendo con el tiempo, el pueblo no se ve muy distinto de cómo lo encontró este intendente al momento de su llegada. Cuenca además de recibir duros cuestionamientos sobre el manejo de los fondos asistenciales fue denunciado junto a su mujer por usurpación de tierras . En Banda Sur, resulta imperioso recordar el aberrante suceso por el que una nena murió cuando no pudo llegar al hospital por que la ambulancia quedo atascada debido al pésimo estado de los caminos . Como en aquel entonces, Leopoldo Cuenca ignoró la triste situación de sus representados.