Alberto Fernández seguirá internado por lo menos dos días más

0
321

El candidato a presidente por Unidad Ciudadana se encuentra en el Sanatorio Otamendi por un problema pulmonar.

El precandidato presidencial kirchnerista Alberto Fernández continuó internado hoy en el Sanatorio Otamendi, adonde fue a atenderse por un problema pulmonar y quedó alojado y sometido a tratamientos y chequeos médicos.

Fuentes allegadas al dirigente dijeron que está “bien” y “volverá a su casa posiblemente el jueves”.

Fernández tiene “un inconveniente pulmonar” que derivó en un acceso de tos que, según dijo el propio precandidato, se extendió por 15 días y lo motivó a hacer la consulta médica.

No obstante, durante toda la jornada circularon versiones en diversos medios de que habría sufrido una “tromboembolia” (la acción de un coágulo) que le habría generado un virtual “infarto pulmonar”, por lo que habría sido sometido a un tratamiento estricto -como la anticoagulación- para evitar un agravamiento de la situación.

De todas maneras, sus portavoces se empeñaron en restarle trascendencia y gravedad al problema: “Alberto está bien, tuvo un inconveniente pulmonar pero está realizándose los estudios previstos y calculamos que el jueves se va del sanatorio y enseguida arranca con todo la campaña”, dijeron a Télam.

Horas antes Fernández había dicho a La Nación que “estoy lo más bien, inventan cualquier cosa (…). Si estuviera tan mal como dicen no estaría hablando con todos”.

También reconoció que tuvo un coágulo en un pulmón hace once años y en ese sentido comentó que “fue justo un mes antes de dejar la gestión”, o sea cuando renunció en 2008 a la Jefatura de Gabinete tras el conflicto con los productores del campo por las retenciones agropecuarias.

En esa ocasión “los médicos me dijeron que al bajar el ritmo me pudieron haber bajado las defensas”, dijo Fernández, quien tuvo una intensa actividad y fue uno de los principales protagonistas del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner durante ese conflicto.