Alberto Fernández no viene a Salta

0
31

Había planificado un recorrido por Mendoza, Salta y Jujuy. La imposibilidad de protegerlo del coronavirus fue uno de los factores. Pero también influyó la situación política.

Riesgo sanitario y pelea política. Estos son los dos motivos por los que Alberto Fernández decidió no viajar a las provincias del interior en donde los números del coronavirus siguen subiendo.

El presidente finalmente suspendió las visitas a Jujuy, Mendoza y Salta, que había planificado. El jefe de Estado había anunciado que iría a las provincias más afectadas y este lunes 7 de septiembre le tocaba turno a Mendoza, gobernada por el radical Rodolfo Suárez. Sin embargo, el viaje quedó en stand by el fin de semana: en una reunión en Olivos con el ministro de Salud, Ginés González García, se terminó de descartar.

El entorno del presidente logró convencerlo que sería difícil hacer cumplir los protocolos de distanciamiento con su llegada al interior. “Una vez que visitas una provincia, hay dirigentes del lugar que comienzan a pedir que participe de algún acto o recorra algún lugar”, detallaron desde la Casa Rosada. Pero la decisión final tuvo que ver con motivos políticos.

“Mendoza tiene que tomar decisiones duras como volver atrás. Querían usar la imagen presidencial para no pagar el costo político cuando hay otras provincias como Santa Fe que retrocedieron sin necesidad de mostrarse con el Presidente”, explicó un funcionario.

El área del Gran Mendoza que incluye a la Capital, Las Heras, Guaymallén, Godoy, Cruz, Luján de Cuyo y Maipú tienen el 81 por ciento del sistema sanitario crítico ocupado.

Tampoco viajará a Jujuy, gobernada por Gerardo Morales. “No pidió sacarse la foto con Fernández cuando quiso que Boca y River jueguen en su provincia, ahora quieren que el Presidente lo respalde”, insistieron cerca de Fernández.

En esta provincia, departamentos como Humahuaca (96 %), Dr. Manuel Belgrano (86 %) y San Pedro (95 %), muestran también una saturación de camas de terapia intensiva.

Salta será el tercer territorio que no visitará. Esta provincia está cargo de Gustavo Saénz, que llegó a la gobernación por el Frente Sáenz Gobernador, una alianza que incluyó al PRO.

Después de que distintos intendentes le insistieran con la necesidad de una marcha atrás en la fase, el jefe provincial anunció nuevas restricciones con el cierre durante 7 días de comercios, gastronomía, gimnasios, plazas y parques. Aunque aún no hay una definición sobre la festividad de la Virgen del Milagro, Sáenz debió cancelar las actividades eclesiásticas.

En Orán, que es la tercera ciudad salteña con mayores contagios (después de la Capital y General San Martín), ya se dio el segundo cacerolazo de vecinos que denuncian abandono de pacientes y falta de oxígeno medicinal. En la reunión de hoy lunes en Olivos, además de suspender el viaje al interior, se evaluaron las nuevas aperturas en la Ciudad de Buenos Aires.

Alberto endureció su postura por las habilitaciones otorgadas a Horacio Rodríguez Larreta y no descarta dar marcha atrás con algunos pedidos otorgados si el jefe de Gobierno porteño rechaza hacerlo.

Fuente: Perfil